Tuesday, February 21, 2012

La música en la Cuaresma


Mañana es el comienzo del Tiempo Litúrgico de Cuaresma con el Miercoles de Ceniza.  Me gustaría compartir con ustedes una reflexión que leí del Vicario General de la Arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico y Doctor en Litúrgia del Instituto Litúrgico San Anselmo en Roma, Mons. Leonardo Rodríguez.

Los puntos que el sacerdote nos plantea se tratan de la música en el tiempo de la Cuaresma.  Esto quiere decir, en otras palabras, como se debe cantar, cuales son los cánticos a escogerse, la tonalidad, los instrumentos a utilizarse y la participación del Ministerio de Música en las parroquias. 

Mons. Leonardo toca unos puntos muy importantes en del Sacrosanctum Concilium, La Constitución Litúrgica, uno de los documentos que fueron aprobados dentro del Concilio Vaticano II.  Dentro de este documento hay unos puntos específicos que hablan de la música en la litúrgia.

Dice el SC 112: "La música sacra... será tanto más santa cuanto más íntimamente esté unida a la acción litúrgica, ya sea expresando con mayor delicadeza a la oración o fomentando la unanimidad".

Dado que el tiempo de Cuaresma es uno de penitencia, ayuno y abstinencia, la música debe reflejar ese sentido de recogimiento espiritual, ya que tiene que estar sometida al texto litúrgico y no al revés.  Es por eso que al igual que hay cambios en la litúrgia, como por ejemplo, no se canta el gloria ni se canta el aleluya, eso mismo debe reflejarse en la música.

Es por eso que en Cuaresma no se debe usar música instrumental sola, solo la que acompaña los cánticos, excepto las fiestas, solemnidades y el Cuarto Domingo de Cuaresma, que es el que adelanta la alegría de la fiesta correspondiente de la Pascua de Resurrección.  A la misma vez siempre es bueno seleccionar los cánticos que vayan acorde con la celebración.



Por ejemplo, no se va a cantar "Villancico Yaucano" en Cuaresma.  Otro punto muy importante sobre el volumen y terminación de las canciones.  El presbítero comenta que "el volumen y las terminaciones de las canciones debe tender a ser suave y dulce, no dura y resonante.  Los cánticos deben animar y alegrar, pero también mover el alma suavemente a la oración, meditación y elevación espiritual".

A juzgar por aquellos coros que yo personalmente he visto que tienen hasta baterías y es tan duro el sonido que no hay espacio de recogimiento espiritual.  Recuerdo una vez en una parroquia que en un Domingo de Cuaresma (no el Cuarto Domingo) el coro tenía una conga y cantaron el tema "Yo tengo un gozo en mi alma".  Recuerdo que al yo acercarmele al sacerdote para cuestinarle sobre el particular (lo cual me espantó un poco), él me dice "son personas que llevan muchos años aquí y ya ellos tienen sus costumbres".

Eso provocó que poco a poco yo me alejara de esa parroquia hasta que dejé de ir.  Noté que estaban operando como una "capillita aparte" y no estaban en comunión con la Iglesia Universal.  La Liturgia es Sagrada y hay que respetarla.  No es cuestión de ser "liberal" o "conservador", es cuestión de respetar lo que dice la norma y lo que dice el Magisterio.

Dios les bendiga...

2 comments:

  1. Replies
    1. Muchas Gracias! Seguiré orando por ti... Dios te bendiga a ti también!

      Delete